Peleas inecesarias

Tal vez hay una gran razón para que nos agarremos de las mechas pero muchas veces no pedimos disculpas y eso hace que se nos envenene el corazón y el alma....un último mensaje antes de irme...ja!

Comentarios